Volver
27/03/2018

El Olivar, un patrimonio vivo de Andalucía

Agro Sevilla
 

Cuando uno recorre Andalucía toma verdadera conciencia del valor que tiene el Olivar en nuestra tierra. De Este a Oeste, el olivo es el gran protagonista de un paisaje único que ha fascinado desde siempre a viajeros de medio mundo. Pero el olivar no sólo define el entorno natural, inspira también un determinado modo de vida, una identidad cultural, y contribuye de forma muy importante al tejido socioeconómico de nuestra comunidad.

El Olivar, patrimonio de la Humanidad

Recientemente, el Consejo de Patrimonio Histórico español ha presentado la candidatura de ‘Los paisajes del olivar en Andalucía’ a la lista del Patrimonio Mundial de España. Con este paso se pretende que la UNESCO declare el olivar andaluz como Patrimonio de la Humanidad.

El olivar constituye un activo de Andalucía que está enraizado con su historia, su fisonomía, su tradición, y que está vinculado además con la dieta mediterránea, que, por cierto, obtuvo este mismo reconocimiento hace cinco años.

La contribución del olivar a la economía andaluza

Andalucía cuenta con cientos de pueblos olivareros, municipios cuyo principal motor económico es la aceituna. Se estima que más de 250.000 familias andaluzas viven hoy en día del olivar. Y en este contexto, Agro Sevilla ocupa un papel especialmente valioso como dinamizador de la actividad económica del entorno.

Gracias a su expansión internacional, la aceituna de mesa de Andalucía es consumida y apreciada en cualquier parte del mundo. Agro Sevilla es líder mundial, exportando a más de 70 países de todos los continentes. Pero además, Agro Sevilla contribuye a la economía local, creando cerca de 500 empleos directos, más de 4.500 empleos indirectos a través de sus cooperativas y más de 500 mil jornales de cosecha que generan 27,5 millones de euros.

Sin duda alguna, el mundo del olivar está más vivo que nunca en Andalucía.