Volver
22/06/2018

Las 5 etapas del ciclo del olivo

Agro Sevilla
 

En nuestra web ya te hemos hablado del proceso que sigue nuestro producto desde que es recolectado del árbol hasta que llega a tu mesa. Pero la aceituna sigue unas etapas previas, que se repite todos los años, desde que nace en el olivo hasta que está lista para ser recolectada. Es lo que llamamos el ciclo de vida del olivo.

1. En marzo, la brotación

Tras los meses de invierno, las yemas del olivo, que estaban totalmente cerradas, comienzan a crecer y formar racimos florales. Así pues, en torno a marzo y comienzos de abril, las yemas se convierten en brotes.

2. Mayo, el mes de las flores

En abril, los racimos florales ya están plenamente formados. Cuando descubren el cáliz empiezan a abrirse las primeras flores del olivo. Una flor que, por cierto, es realmente bonita.

El grado de floración del olivo puede cambiar de año en año. Las humedad del suelo o las temperaturas registradas son algunos de los factores que pueden diferenciar unas floraciones de otras.

3. La aceituna empieza a ‘cuajar’

La floración culmina con la caída de los pétalos, dando paso al fruto, a la aceituna. Este proceso se conoce con el nombre de cuajado.

4. ¿Qué es el envero?

A partir del cuajado, el olivo se ha quedado, a modo de selección, con las aceitunas capaces de completar el ciclo. En los meses de verano, estas aceitunas crecen hasta su tamaño final y adquieren progresivamente un tono más oscuro. Este cambio de color es el envero.

5. La maduración otoñal

Cuando termina el verano, la aceituna entra en el proceso de maduración. Se trata de una maduración en el árbol que suele ocupar los meses de septiembre y octubre.

Y ya por noviembre, llega el momento esperado de la recolección. Las aceitunas son recogidas cuidadosamente y llevadas a nuestras cooperativas. A partir de ese momento, comienza otro minucioso proceso, donde prima la calidad de todas las fases: la elaboración de nuestro producto.