Volver
01/12/2020

Las plantas de producción de aceitunas y aceites obtienen la máxima calificación BRC e IFS

Agro Sevilla


 

 

Durante los días 16, 17 y 18 de noviembre, nuestra planta envasadora Aceites Agro Sevilla S.A.U., ubicada en la Puebla de Cazalla, ha superado una auditoría no anunciada llevada a cabo por Bureau Veritas, correspondiente a la validación de los certificados BRC / IFS. Tras un análisis exhaustivo, la planta ha sido distinguida con el máximo reconocimiento tanto en BRC (AA+) como en IFS (higher Level). 

Por otra parte, nuestra fábrica de aceitunas Agro Sevilla Aceitunas, S.C.A., también validó a finales de octubre el Grado A+ para BRC  y Higher Level para IFS, tras haberse sometido a una auditoría extraordinaria no anunciada. 

En el transcurso de la auditoría, se verificó el cumplimiento de los requisitos de dichas normas a través de la inspección de un amplio número de actividades de la empresa, que, según palabras de José Antonio Fernández, director de calidad de Agro Sevilla: “ No se limitan únicamente a  todos los procesos productivos (evaluación y control de proveedores, procesamiento de la aceituna, almacenamiento de materia prima, oxidación, envasado, esterilización/pasteurización, encajado, almacenamiento de producto terminado, expedición), sino también aquellos relacionados directamente con la seguridad alimentaria como la limpieza e higiene, el control de plagas, gestión de alérgenos, prevención de la contaminación por objetos extraños, análisis químicos y microbiológicos, prevención contra el fraude, control de procesos y vigilancia de puntos críticos, etc., así como otros aspectos técnicos como el mantenimiento de las instalaciones y equipos, la calibración de los dispositivos de seguimiento y medición, validación de procesos, control de aguas, gestión de residuos, cumplimiento de la legislación, etc.”

La norma BRC (Global Standard for Food Safety) establece un criterio único de calidad y seguridad, ayudando a los distribuidores con el cumplimiento de las obligaciones legales de seguridad alimentaria que garantizan el máximo nivel de protección al consumidor. Este es uno de los estándares de seguridad alimentaria más importantes a nivel internacional.

Por su parte, el IFS Food Standard fue fundado por la Unión Federal de la Asociación del Comercio alemán (BDH) y la Federación del Comercio y la Distribución francés (FDC) con el objetivo de crear una referencia común en materia de seguridad alimentaria. Por tanto, dichos certificados suponen una distinción en materia de seguridad alimentaria para aquellas compañías que los obtengan.